fbpx

Sin duda vender es todo un arte, tener tu plan de ventas y saber trazar el mapa que te lleve a tu destino deseado; vivir de tu emprendimiento.

Ahora con todos los cambios que estamos viviendo en este 2020, sin duda el tener un negocio exitoso y que además no dependa de un local físico es todo un sueño y meta a seguir, pero. ¿Qué tan complicado es vender online?

Comprar por internet cada vez es más popular en México y Latinoamérica, las personas tienen más apertura (y necesidad) de hacerlo así, ya que con nuestra actual situación a nivel mundial con el Covid-19 se han incrementado un 500% las ventas online en México, esto nos abre una maravillosa oportunidad de abrir negocios online, crecer de este modo es sin duda un reto pero a la vez una gran opción de generar grades ingresos.

SIGUE ESTAS RECOMENDACIONES

1) Conoce a tu buyer persona

Un básico imprescindible: para llegar a tus clientes ideales, primero necesitas saber quiénes son.

Crear un buyer persona es una técnica de ventas esencial y debería ser uno de los primeros pasos a la hora de elaborar la estrategia de marketing de la marca. Pero si aún no tienes uno, nunca es tarde para reunir a tu equipo y poneros a trabajar.

Un buen buyer persona debería incluir al menos la siguiente información:

¿Quién es? Información sobre el perfil demográfico general del cliente, trabajo, situación familiar, identificadores (personalidad, cómo prefiere que se pongan en contacto con él o ella…).

¿Cómo puede ayudarle tu empresa? Sus objetivos y retos primarios y secundarios.

¿Por qué? Cuáles son sus motivaciones a la hora de escoger tus productos y servicios.

¿Cómo vas a llegar a él? Mensajes de marketing y ventas.

 

 

2) Optimiza tu tienda online

Dentro de un plan de ventas online, podemos dar cabida a diferentes canales, como tiendas de distribuidores o sitios tipo Amazon. Pero invertir en tu propia tienda online te proporciona un contacto directo con los clientes y te permite obtener un montón de información valiosa sobre ellos.

Para que tu ecommerce tenga éxito, necesitarás que esté bien diseñado y optimizado. Una página incómoda, que tarda en cargar, con la información poco clara… tendrá un impacto muy negativo en tus conversiones. De la misma manera, un sitio donde el usuario puede encontrar claramente lo que busca y comprar en unos pocos clics hará que la tasa de conversión se multiplique.

Por tanto, para no desperdiciar el tráfico cualificado que llegue a tu tienda, mi recomendación es que tengas en cuenta estos aspectos clave:

Accesibilidad desde móviles. Hace años, se decía que los usuarios usaban el móvil para consultar información y el ordenador para comprar, pero esto ha dejado de ser así. A día de hoy, cada vez hacemos más compras directamente desde móviles. Para generar una buena experiencia en todos los dispositivos, es necesario que la web cuente con un diseño 100 % responsive y unos tiempos de carga lo más breves posible.

User experience (Esta disciplina se encarga de generar sensaciones positivas a la hora de interactuar con un sistema (en este caso, tu página web) y de optimizar los procesos (por ejemplo, de suscripción o de compra). Este tipo de experiencias no solo mejoran los ratios de conversión, sino que además son parte de tu imagen de marca.

SEO y SEM. Si quieres vender más online, lo primero es que los usuarios te encuentren fácilmente, así que la publicidad en buscadores (tanto orgánica como de pago) es tu aliada.

 

3) Pónselo muy fácil a tus clientes

Si nuestro proceso de compra presenta alguna dificultas, es muy fácil que nos abandonen y se vayan a la competencia. Para que esto no te ocurra, presta mucha atención a estos puntos:

El proceso de compra. En general, cuantos menos clics, mejor, pero siempre ofreciendo al usuario la información que necesita en cada paso. Un ejemplo estrella del sector es Amazon, que ha diseñado un sistema con el que los usuarios pueden comprar un producto con un solo clic… y resistirse es más difícil que nunca.

Los métodos de pago disponibles. Piensa que cada usuario tiene sus propias preferencias en este sentido, así que necesitas tener todas las bases cubiertas: tarjetas de crédito, PayPal, transferencia o incluso contra reembolso.

Los cargos adicionales. Nada enfada tanto a un usuario como ir a pagar una compra online y darse cuenta de que el precio es mayor a lo que pensaba. Si vas a aplicar cargos extra al precio de un producto, indícalo siempre con toda la claridad posible.

Los costes de envío. Siempre que sea posible, el envío debería ser gratuito (Puedes hacer el envío gratis en compras mínimas a $900 pesos)

4) La política de devoluciones.

Aquí, uno de los líderes del sector es ASOS, que ofrece la posibilidad de hacer devoluciones gratuitas (sin necesidad de alegar un motivo específico) durante 28 días después de recibir el pedido. Sean cuales sean las condiciones, siempre es importante dejarlas bien claras y cumplir con lo prometido.

5) Cuida tu imagen

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, y en ningún lugar es tan cierto como en las ventas online. Dado que los usuarios no van a poder ver, tocar o probarse tu producto, es necesario darles toda la información visual posible.

Lo básico es contar con fotografías nítidas del producto desde diferentes ángulos, cuidando que encajen con la estética general de la web. Si quieres ir más allá, los vídeos tipo 3D y las demostraciones de uso del producto pueden ser una gran ayuda a la hora de convencer a posibles compradores, debes de hacer que el usuario se sienta atraído por la imagen y la calidad que sea lo más real posible.

 

6) Aporta valor añadido

Para destacar frente a la competencia, necesitas aportar un extra a tus productos y servicios, y una de las mejores maneras de hacerlo es a través de la creación de contenidos.

Crear contenidos relacionados con tu marca te ayudará a aumentar la visibilidad y el posicionamiento SEO de tu web, además de posicionarte como experto en el mercado. Una de las maneras más típicas y efectivas de hacerlo es a través de un blog de marca, cuyos contenidos se pueden difundir a través de diferentes canales sociales.

 

7) Usa la prueba social

La publicidad de “boca a boca” es una de las técnicas de venta más efectivas de ayer y de hoy. De manera natural, tendemos a confiar más en otros usuarios que en las propias marcas, así que las recomendaciones juegan un papel muy importante a la hora de vender online.

Cuando hagas tu tienda online, recuerda Incluir botones de compartir claramente visibles. De esta manera, animarás a los usuarios a colgar tu contenido (o incluso tus productos) en sus redes sociales, lo que atraerá más visitas de manera natural.

Añadir testimonios y recomendaciones a tu página web. Ver las historias de otras personas ayuda a los visitantes a conectar mejor con tus productos y servicios y ver cómo podrían ayudarles en la práctica. En el caso del marketing B2B, también puedes incluir los logotipos de marcas que ya han confiado en ti.

8) Crea una sensación de urgencia 

Otro de los grandes trucos clásicos del marketing: avisar al usuario de que solo tiene un tiempo limitado para aprovechar una oferta concreta, o de que las existencias son limitadas. Así, el visitante siente el impulso de aprovechar lo antes posible.

Si decides utilizar este recurso, mi recomendación es que muestres las ofertas limitadas de manera destacada en la página de inicio de la web y en tus campañas de publicidad en redes sociales y buscadores. También es muy buena idea crear una página de aterrizaje específica para cada una de las ofertas.

Son varios puntos que sin duda todos en conjunto te ayudarán a llegar a más personas, y que tu experiencia de compra sea mucho más amigable con tu cliente meta, siempre mantén la frescura de tu sitio, sé diferente y muy visual, ¡mucho éxito en esta aventura de vender online!

¡Un abrazo virtual, cuídate mucho!

Call Now Button